Dormir en el colchón incorrecto puede causar dolor en la espalda baja o empeorarlo. La ausencia de soporte de un colchón causa una postura deficiente de descanso, tensiona los músculos y no ayuda a mantener la columna vertebral alineada, lo cual contribuye a la lumbalgia.

La comodidad en el descanso también se ve sacrificada si el colchón no se adapta a las preferencias individuales de cada persona. Un colchón que brinda comodidad y soporte a la espalda ayuda a reducir el dolor en la espalda baja, permitiendo que las estructuras de la columna vertebral realmente descansen y se recuperen durante la noche.

Véase Colchones y posiciones de descanso para cada diagnóstico de dolor de espalda

Con la amplia variedad de colchones que hay en el mercado, la elección del colchón correcto puede resultar dificultosa. Los siguientes lineamientos prácticos han sido diseñados para ayudar a los pacientes con lumbalgia a elegir el mejor colchón que brinde soporte a la espalda y comodidad en el descanso.:

  1. La preferencia personal es lo que, en última instancia, debe determinar qué colchón es el mejor. No hay un único estilo o tipo de colchón que sea adecuado para todas las personas con dolor en la espalda baja. Cualquier colchón que ayude a alguien a dormir sin sentir dolor o rigidez es el mejor colchón para ese individuo. Los pacientes con lumbalgia deben elegir el colchón que satisfaga sus estándares de comodidad y de soporte y que les permita lograr un buen descanso durante la noche.
  2. Article continues below
  3. Comprender los componentes físicos del colchón y preguntar. Los espirales o resortes internos de un colchón brindan soporte. Los diferentes colchones varían en cuanto al número y la disposición de los resortes. El relleno de la parte superior del colchón tiene muchos grosores diferentes. La profundidad de los colchones suele encontrarse en un rango de las 7 a las 18 pulgadas (17,8 a 45,7 cm). La elección del número de resortes, el tipo de cubierta y la profundidad del colchón debe estar determinada por las preferencias individuales.
  4. Véase Lineamientos de los colchones para un descanso cómodo

    In This Article:

  5. Encuentre un colchón con un buen soporte para la espalda. Un buen colchón debe brindar soporte para las curvas y la alineación naturales de la columna vertebral. La cantidad adecuada de soporte de la espalda también ayuda al paciente a evitar la mialgia por la mañana. A pesar de que no hay mucha información clínica acerca de los colchones, se observó en un estudio que los colchones de firmeza media suelen brindar un mayor alivio que los colchones firmes.
  6. Logre un equilibrio entre el soporte a su espalda y la comodidad. La comodidad general mientras duerme en el colchón es tan importante como tener un soporte suficiente para su espalda. Dormir en un colchón que es demasiado firme puede causar dolor en los puntos de presión. Un colchón con un punto medio de firmeza puede ser más cómodo porque permite que los hombros y las caderas se acomoden más lentamente. Los pacientes que desean un colchón más firme para tener un buen soporte para sus espaldas pueden obtener uno con una cubierta superior más gruesa para mayor comodidad.
  7. Sepa identificar cuándo es un buen momento para obtener un buen colchón. Si un colchón viejo se hunde visiblemente en el medio o ya no es cómodo, posiblemente sea tiempo de comprar uno nuevo. Colocar una tabla debajo de un colchón hundido para evitar que se siga hundiendo es solamente una medida a corto plazo para este problema; aun se debe cambiar el colchón.
Pages: