Rigidez de nuca: causas, síntomas y tratamiento

Rigidez de nuca: causas, síntomas y tratamiento

La rigidez de nuca generalmente se caracteriza por dolor y dificultad para mover el cuello –especialmente cuando intenta girar la cabeza hacia un lado. La rigidez de nuca también puede estar acompañada de dolor de cabeza, de hombro o de brazo y puede hacer que la persona gire todo el cuerpo, en vez de solo el cuello, al intentar mirar a un lado o hacia atrás.

Los síntomas generalmente duran un par de días o una semana y pueden provocar un dolor de cuello que va desde levemente doloroso y molesto a extremadamente doloroso e incapacitante. Aunque hay unas pocas instancias en que la rigidez de nuca es un signo de una afección médica grave, la mayoría de los casos agudos de rigidez de nuca o de dolor de cuello se curan con rapidez, debido a la naturaleza duradera y recuperativa de la columna cervical.

Entre las causas de rigidez de nuca más frecuentes se encuentran las siguientes:

    Esguince o distensión musculares

    Una distensión muscular o un esguince muscular, especialmente en el músculo elevador de la escápula, es con mucho la causa más frecuente de la rigidez de nuca. Localizado detrás y al lado del cuello, el músculo elevador de la escápula conecta la columna cervical (el cuello) con el hombro. Este músculo es controlado por los nervios cervicales tercero y cuarto (C3, C4).

    El músculo elevador de la escápula puede sufrir una distensión o un esguince durante la realización de diversas actividades comunes y cotidianas, entre ellas:

    • Dormir en una posición que distiende los músculos del cuello
    • Sufrir heridas deportivas que distienden el cuello
    • Realizar actividades que requieren girar la cabeza con rapidez de un lado a otro, tal como nadar a crol
    • Adoptar una mala postura, como repantigarse frente al monitor de la computadora
    • Sufrir de estrés excesivo, lo cual puede producir tensión en el cuello
    • Mantener el cuello en una posición anormal por mucho tiempo, por ejemplo cuando sostiene el teléfono entre el cuello y el hombro.

    Para informarse sobre el tratamiento y los cuidados personales para los síntomas de rigidez de nuca por distensión muscular, véase Distensión del cuello: causas y remedios.

Article continues below

    Meningitis / Infección

    La rigidez de nuca, cuando es acompañada por una fiebre alta, dolor de cabeza, náuseas o vómitos, somnolencia y otros síntomas, puede indicar la presencia de la meningitis, una infección bacteriana que causa la inflamación de las membranas protectoras del cerebro y de la médula espinal. Otras infecciones también pueden causar síntomas de rigidez de nuca, tales como la meningococcemia, una infección de la columna cervical. Si la rigidez de nuca va acompañada de fiebre, siempre es aconsejable buscar atención médica inmediata, para detectar la presencia de alguna de estas posibilidades.

    Trastornos de la columna cervical

    Hay muchos problemas en la columna cervical que pueden llevar a la rigidez de nuca. Esta rigidez puede surgir como resultado de una reacción a la afección subyacente en la columna cervical. Por ejemplo, una hernia discal cervical o una artrosis cervical pueden llevar a una rigidez de nuca, ya que las estructuras de la columna cervical y las líneas trazadas en ella por los nervios son todas interconectadas y un problema que surge en cualquier área puede llevar a un espasmo muscular o a la rigidez muscular.

Cuándo ir al médico

Como regla general, es aconsejable buscar atención médica si los síntomas de rigidez de nuca no disminuyen después de una semana. Se recomienda buscar atención médica inmediata si la rigidez de nuca se empieza a notar después de sufrir un traumatismo o si está acompañada por otros síntomas preocupantes, tal como una fiebre alta.

  • Para más información sobre la rigidez de nuca de larga duración visite Dolor de cuello crónico: ¿qué afección está causando mi dolor de cuello?
Further Reading: Tipos de dolor de cuello
Pages:
  • 1
Article written by: Richard A. Staehler, MD