El ejercicio físico es una de las formas más significativas a través de las cuales podemos aumentar nuestra longevidad, mejorar nuestra salud y aliviar nuestro dolor y nuestro sufrimiento. El ejercicio realizado de manera adecuada puede mejorar la flexibilidad, aumentar la fuerza e incluso reducir el dolor de espalda. Conocer los mejores ejercicios para mejorar su salud o para reducir el dolor es esencial para diseñar un plan de entrenamiento o un programa para el manejo del dolor.