Generalmente se desarrolla lentamente en la segunda mitad de la vida de una persona (por lo general después de los cincuenta años), la estenosis raquídea se produce cuando la médula espinal en el cuello (columna cervical) o las raíces de los nervios raquídeos en la parte baja de la espalda (columna lumbar) se comprimen. Los síntomas de la estenosis lumbar a menudo incluyen dolor de pierna (ciática) al caminar, como también hormigueo, debilidad o entumecimiento en las piernas. El dolor de brazo es el síntoma típico de la estenosis raquídea cervical. Para la estenosis raquídea cervical con mielopatía, con frecuencia también se presenta dificultad en la coordinación.

A menudo, dependiendo del tipo de estenosis raquídea y de la gravedad de los síntomas del paciente, el tratamiento de la estenosis puede incluir opciones no quirúrgicas, como ejercicios, medicación antiinflamatoria, inyecciones epidurales y modificación de la actividad, o bien, diferentes tipos de cirugías de espalda. Conozca más sobre la estenosis raquídea consultando las siguientes fuentes.