A medida que un disco se degenera, el gel blando en el interior del disco puede filtrarse hacia el canal raquídeo. Esto se conoce como hernia de disco, o hernia discal. Una vez dentro del canal raquídeo, el material del disco herniado entonces ejerce presión sobre el nervio, lo cual hace que el dolor se irradie hacia el nervio, lo que da lugar a la ciática o dolor de pierna (a partir de una hernia de disco lumbar) o dolor de brazo (a partir de una hernia de disco cervical).