Más del 80% de la población padecerá algún tipo de lumbalgia en algún momento de sus vidas. La mayoría de los casos de lumbalgia pueden ser relacionados con alguna causa general –por ejemplo, la distensión, lesión o sobreutilización de un músculo– o pueden ser atribuidos a una afección diagnosticada específica de la columna. Las afecciones de la columna que con más frecuencia causan la lumbalgia son:

Aunque son menos frecuentes que las afecciones enumeradas arriba, existen varias otras afecciones que también pueden causar la lumbalgia, tales como la disfunción de la articulación sacroilíaca, los tumores medulares, la fibromialgia y el síndrome piriforme.