Al momento de determinar la causa subyacente de dolor en la espalda baja, tanto el tipo de dolor de la espalda baja (una descripción de cómo se siente el dolor) como el área de distribución del dolor (dónde se siente el dolor) son una guía al médico para la realización del diagnóstico preliminar y la determinación del plan de tratamiento adecuado.

Obtener un diagnóstico preciso de la causa del dolor en la zona de la espalda baja suele ser más desafiante de lo que muchas personas creen y, por lo general, involucra una combinación de una historia clínica exhaustiva del paciente y un examen físico, además de las pruebas diagnósticas. Los antecedentes y el examen físico son utilizados para ayudar a determinar si el dolor en la espalda baja de un paciente tiene una mayor posibilidad de ser causado por un problema de un tejido blando (músculo, ligamento o tendón) que probablemente se cure solo, o por una afección médica subyacente más seria, como una fractura, infección o tumor.

Cuando el médico ordena una prueba diagnóstica como una radiografía o una RMN, por lo general, tendrá una fuerte sospecha de la probable causa del dolor de espalda baja que tiene el paciente y la prueba diagnóstica se utiliza para confirmar y brindar más detalles al respecto. Véase también Obtención de un diagnóstico preciso para el dolor de espalda

Es importante destacar que los pacientes con los siguientes síntomas pueden tener una afección médica seria y deben ser evaluados en forma inmediata:

Article continues below
  • Fiebre y escalofríos
  • Antecedentes de cáncer con una reciente pérdida de peso (o pérdida de peso sin explicación)
  • Traumatismo severo
  • Debilidad significativa en las piernas
  • Incontinencia urinaria y/o intestinal repentina, ya sea que se trate de una dificultad para orinar o para mover el intestino, o una pérdida del control sobre el movimiento intestinal o la orina
  • Dolor de espalda y dolor abdominal continuo y severo

Sin embargo, es poco común que las afecciones relacionadas con el dolor de espalda sean serias. Para la mayoría de las personas, un diagnóstico exhaustivo resultará en uno de los siguientes tres tipos de dolor:

  1. Lumbalgia axial
  2. Dolor referido
  3. Dolor radicular

El resto de este artículo trata sobre cada uno de estos tipos de lumbalgia y del dolor relacionado, tanto en términos de áreas de distribución del dolor, como de síntomas y tipos de tratamiento.

Pages: