Video Transcript

Muchas afecciones de la columna, incluida la hernia de disco lumbar, pueden causar inflamación o presión en las raíces nerviosas que salen de la columna, lo que produce dolor, hormigueo o adormecimiento en esos nervios.

Una inyección epidural de esteroides en la región lumbar puede reducir la inflamación alrededor de los nervios raquídeos.

Durante el procedimiento, el paciente se ubica boca abajo con un almohadón debajo del estómago para aumentar la flexión de la columna lumbar y tener más espacio para que atraviese la aguja.

Antes de eso, se administra anestesia local para adormecer la piel de la zona de inyección. Mediante radiografías, se guía la aguja dentro del espacio epidural. Para confirmar la colocación correcta de la aguja en el espacio epidural, se inyecta medio de contraste.

Además de los esteroides, la inyección puede contener un anestésico local o solución salina para aliviar de inmediato el dolor y eliminar los agentes inflamatorios de la zona.

Se inyecta la mezcla y el esteroide comienza a actuar reduciendo la inflamación alrededor de los nervios raquídeos.

Luego se retira la aguja y se coloca un pequeño apósito en el sitio de inyección. Se supervisa al paciente durante un corto tiempo antes de que pueda irse a su hogar.