Ejercicios para la ciática debido a una hernia discal

Ejercicios para la ciática
Figura 1 (Ampliar imagen)

Ejercicios para la ciática
Figura 2 (Ampliar imagen)

Ejercicios para la ciática
Figura 3 (Ampliar imagen)

Ejercicios para la ciática
Figura 4 (Ampliar imagen)

Ejercicios para la ciática
Figura 5 (Ampliar imagen)

Ejercicios para la ciática
Figura 6 (Ampliar imagen)

Ejercicios para la ciática
Figura 7 (Ampliar imagen)

El dolor de pierna o la ciática debido a una hernia discal muchas veces se debe al prolapso de material del disco hacia atrás, irritando o comprimiendo una raíz nerviosa, lo que a su vez causa una irradiación del dolor por el nervio ciático.

Ejercicios para la ciática debido a una hernia discal

Los ejercicios específicos para el dolor de pierna u otros síntomas causados por una hernia discal lumbar son recetados pensando en las posiciones que permitirán que los síntomas del paciente vayan trasladándose de la pierna (o del pie) a la parte inferior de la espalda.

Para muchos pacientes, lograr que el dolor se mueva hacia arriba, de la pierna a la parte inferior de la espalda, se hace adoptando una postura de inclinación hacia atrás, también conocida como ejercicios de extensión o la cobra.

  • Se extiende lentamente la parte inferior de la espalda al recostarse boca abajo (en decúbito prono) y empujar con los codos para levantar la parte superior del cuerpo, manteniendo las caderas en el suelo (Figura 1). Este ejercicio debe ser iniciado lenta y cuidadosamente, ya que algunos pacientes no toleran esta postura al principio.
  • Mantenga la postura de la cobra por 5 segundos inicialmente y, poco a poco, intente llegar a mantenerla por 30 segundos por cada repetición. Trate de hacer 10 repeticiones.
Article continues below

Luego de que usted haya practicado este ejercicio, el especialista en salud vertebral puede recomendarle un ejercicio de extensión más avanzado:

  • Desde una posición de decúbito prono (boca abajo) empuje con las manos para levantarse, manteniendo la pelvis en contacto con el suelo (Figura 2). Mantenga relajadas la parte inferior de la espalda y las nalgas, para hacer un estiramiento leve.
  • Generalmente se mantiene esta posición por 1 segundo y se repite 10 veces.

Si el paciente no puede recostarse, puede hacer un ejercicio similar poniéndose de pie e inclinándose hacia atrás lentamente con las manos en las caderas (Figura 3). No obstante, generalmente se prefiere la posición de decúbito prono descrita arriba.

Estos ejercicios de extensión se realizan con regularidad, más o menos cada dos horas. Aun más importante, el especialista en salud vertebral puede recomendar que el paciente con esta afección evite adoptar una posición de inclinación hacia adelante. Esto tiende a contrarrestar los efectos de los ejercicios de extensión. El especialista puede pedir que el paciente corrija inmediatamente cualquier posición de inclinación hacia adelante mediante la realización de un ejercicio de extensión.

Ejercicios avanzados para la ciática: músculos abdominales y espalda

Cuando el dolor del paciente empieza a retrocederse de la extremidad inferior (la pierna) y a centralizarse en la parte inferior de la espalda, el paciente generalmente progresa a ejercicios más avanzados, para fortalecer los músculos abdominales y de la espalda, y así evitar recidivas del dolor ciático debido a una hernia discal.

Ejercicios de fortalecimiento de los músculos de la parte inferior de la espalda:

  • Extensión de la parte superior de la espalda: En posición de decúbito prono, con las manos juntadas detrás de la parte inferior de la espalda, levante la cabeza y el pecho levemente (Figura 4), mirando al mismo tiempo el suelo (levántese solo un poco). Empiece por mantener esta posición por 5 segundos y, poco a poco, intente lograr mantenerla por 20 segundos. Trate de hacer de 8 a 10 repeticiones.
  • En posición de decúbito prono, con la cabeza y el pecho bajados al suelo, levante leve y lentamente un brazo y la pierna opuesta, tensando la rodilla, de 2 a 3 pulgadas del suelo (Figura 5). Empiece por mantener esta posición por 5 segundos, completando de 8 a 10 repeticiones. Al ponerse más fuerte, intente lograr mantener esta posición por 20 segundos.

Ejercicios de fortalecimiento de los músculos abdominales:

  • Abdominales. Para los músculos abdominales superiores, el paciente debe recostarse boca arriba con las rodillas dobladas, los brazos cruzados sobre el pecho y la pelvis inclinada para mantener la espalda recta. Ahora realice un abdominal, levantando la cabeza y los hombros del suelo (Figura 6). Mantenga esta posición por 2 a 4 segundos y luego bájese lentamente a la posición inicial. Al ponerse más fuerte, intente completar 2 series de 10 abdominales.
    No intente levantar demasiado la cabeza, por ejemplo tratando de levantar la cabeza y el pecho hacia el techo. Para los pacientes con dolor de cuello, ponga las manos detrás de la cabeza para apoyar el cuello.
  • Para los músculos abdominales inferiores, ténselos y levante lentamente la pierna recta, de 8 a 12 pulgadas del suelo (Figura 7), manteniendo completamente en el suelo la parte inferior de la espalda. Mantenga la pierna elevada por 8 a 10 segundos y luego bájela lentamente a la posición inicial. Al ponerse más fuerte, intente completar 2 series de 10 repeticiones.
  • Los ejercicios acuáticos también son excelentes para fortalecer los músculos abdominales inferiores, y hasta puede ser de ayuda caminar en agua hasta la cintura.
Pages: