Ejercicios de la articulación sacroilíaca para el dolor ciático


Figura 21 (Ampliar imagen)


Figura 2 (Ampliar imagen)


Figura 22 (Ampliar imagen)

Diferencias entre la disfunción de la articulación sacroilíaca y la ciática

Se cree que la inflamación de la articulación sacroilíaca es causada por una interrupción del normal movimiento de la articulación, aun considerando que la articulación sacroilíaca tiene una amplitud de movimiento de por sí muy limitada. Si la articulación sacroilíaca se inflama, la porción del nervio ciático que pasa directamente en frente de la articulación puede ser irritada.

La disfunción de la articulación sacroilíaca afecta al nervio ciático y tiene síntomas parecidos a la ciática. Sin embargo, el dolor en el nervio ciático causado por la disfunción de la articulación sacroilíaca no es causado por la compresión de una raíz nerviosa donde esta sale de la columna vertebral, como es el caso con la ciática propiamente dicha.

Article continues below

Ejercicios de estiramiento para el dolor ciático por disfunción de la articulación sacroilíaca

Hacer ejercicios de amplitud de movimiento de la articulación sacroilíaca muchas veces puede restablecer el movimiento normal y aliviar la irritación del nervio ciático. Se describen a continuación tres ejercicios útiles:

Dato práctico:
El principal objetivo de los ejercicios para el dolor ciático debido a la disfunción de la articulación sacroilíaca es restablecer la amplitud de movimiento de esta articulación que puede verse limitada si la articulación está inflamada.
  • Estiramiento de una rodilla hacia el pecho. Jale una rodilla a la vez hacia el pecho, bombeando la rodilla levemente 3 o 4 veces en el punto máximo de la amplitud de movimiento. Haga 10 repeticiones con cada pierna (Figura 21).
  • La cobra. Desde una posición de decúbito prono, empuje con las manos para levantarse, pero mantenga la pelvis en contacto con el suelo. Mantenga relajadas la parte inferior de la espalda y las nalgas, para lograr un estiramiento leve (Figura 2). Mantenga la postura de la cobra por 5 segundos inicialmente y, poco a poco, intente llegar a mantenerla por 30 segundos por cada repetición. Intente hacer 10 repeticiones.
  • Rotación lumbar –sin apoyo del peso corporal. Recuéstese boca arriba con ambas rodillas dobladas y mantenga los pies en el suelo mientras menea las rodillas de un lado a otro. Los muslos deben rozarse y las rodillas no atravesarán mucha distancia. La parte inferior de la columna vertebral debe quedarse más o menos inmóvil. Menee las rodillas por 30 segundos (Figura 22).
Pages: