Artritis es un término general que describe muchas enfermedades distintas que causan sensibilidad, dolor, inflamación, y rigidez de las articulaciones así como también anormalidades de varios tejidos blandos del cuerpo. El término proviene de "artros" que significa una articulación y sus adjuntos, y "itis" que significa inflamación.

Ver: Video de la osteoartritis lumbar

Varias formas de artritis afectan a cerca de 50 millones de estadounidenses y contribuyen a la mayoría de todas las discapacidades físicas. Si bien la artritis está básicamente asociada con un desgaste de las articulaciones, casi medio millón de niños también están afectados.

Definición de osteoartritis

De las diversas variedades de artritis, la más común, la que con más frecuencia causa discapacidad, y frecuentemente la más dolorosa es la osteo- (que significa hueso) artritis, que afecta mayoritariamente las articulaciones que soportan peso (caderas y rodillas) más las manos, pies, y columna vertebral.

Las articulaciones normales son bisagras en los extremos de los huesos generalmente cubiertas por cartílagos y lubricadas dentro de un saco cerrado por líquido sinovial.

Normalmente, las articulaciones tienen muy poca fricción y se mueven con facilidad. Con la degeneración de la articulación, el cartílago se vuelve áspero y se desgasta, haciendo que las mitades de las articulaciones rocen entre sí, creando inflamación con dolor y la formación de espolones óseos. El líquido lubricante puede volverse delgado y el recubrimiento de la articulación puede inflamarse e hincharse.

La osteoartritis también se conoce como enfermedad degenerativa de las articulaciones y afecta hasta a 30 millones de estadounidenses, en su mayoría mujeres y por lo general aquellas de más de 45 o 50 años de edad. Todas las razas en los Estados Unidos de América parecen ser igualmente afectadas. Este artículo se centra en la osteoartritis de la columna vertebral, en particular, en la artritis de las articulaciones facetarias.

Article continues below

Dónde se produce la osteoartritis

El cartílago es una forma de tejido conectivo resbaladizo, levemente elástico, que cubre los extremos de las articulaciones óseas. En particular, el cartílago sirve como amortiguador de protección para minimizar el impacto al rebotar, saltar y al realizar otros tipos de actividades diarias que afectan las articulaciones y, por lo tanto, está sujeto a un nivel considerable de desgaste durante la vida.

De hecho, el trabajo intenso, los deportes, las lesiones reiteradas y la obesidad tienen importantes efectos sobre las articulaciones de las extremidades y la columna vertebral. Para estar saludable, todas las articulaciones deben ejercitarse, pero si se hace en exceso, el daño en las articulaciones puede acumularse lentamente.

Además de producirse en las caderas, las rodillas, y en la parte inferior de la espalda, con frecuencia la artritis también se produce en el cuello, las articulaciones del dedo meñique, la base del pulgar y el dedo grande del pie. En los dedos, se pueden formar nódulos (masas de hueso y cartílago) a cada lado del lecho ungueal o los márgenes de las articulaciones y enrojecerse, volverse sensibles, e inflamarse.

La ruptura del cartílago en las caderas y rodillas puede ser lo suficientemente grave como para requerir un reemplazo de la articulación. La osteoartritis en otras articulaciones, como la mandíbula, con frecuencia se debe a lesión o estrés.

Osteoartritis de la columna vertebral

La artritis de la columna vertebral es una de las causas frecuentes de dolor de espalda. La artritis de la columna vertebral es la ruptura mecánica del cartílago entre las articulaciones facetarias alineadas en la parte de atrás (posterior) de la columna que con frecuencia causa dolor inducido mecánicamente.

Las articulaciones facetarias (también llamadas carillas articulares, articulaciones vertebrales o articulaciones cigapofisarias) se inflaman y la degeneración articular progresiva crea más dolor por fricción. La movilidad y flexibilidad de la espalda disminuyen en proporción a la progresión del dolor de espalda inducido mientras la persona está parada, sentada, e incluso caminando.

Con el paso del tipo, generalmente se forman espolones óseos (pequeños crecimientos irregulares sobre los huesos también llamados osteofitos) en las articulaciones facetarias e incluso alrededor de las vértebras espinales. Estos espolones son una respuesta a la inestabilidad articular y el intento de la naturaleza para ayudar a devolver la estabilidad a la articulación.

El agrandamiento de las estructuras óseas normales indica degeneración de la columna vertebral. Los espolones óseos también se consideran una parte normal del envejecimiento y no causan dolor directamente, pero pueden crecer tanto que causan irritación o aprisionan los nervios que pasan por las estructuras de la columna, y esto puede resultar en una disminución del espacio para que pasen los nervios (estenosis espinal).

La osteoartritis en la columna vertebral se divide anatómicamente en:

  • Osteoartritis de la parte inferior de la espalda (columna lumbar), a veces llamada artritis lumbosacra, que produce rigidez y dolor en la parte inferior de la columna vertebral y en la articulación sacroilíaca (entre la columna vertebral y la pelvis).
  • Osteoartritis de cuello (columna cervical), a veces llamada espondilosis cervical ("espondi" implica la columna, y "osis" es una condición anormal), que puede causar rigidez y dolor en la parte superior de la columna, cuello, hombros, brazos, y cabeza.
Pages: