La afección de la columna vertebral llamada espondilolistesis ístmica se produce cuando un cuerpo vertebral se desliza hacia adelante sobre el que está debajo debido a una pequeña fractura en una pieza del hueso que conecta las dos articulaciones en el lado posterior del segmento vertebral.

Ver: Video de la espondilolistesis ístmica

La fractura en esta pequeña pieza de hueso, llamada pars interarticularis, es causada por la tensión en el hueso. Si bien la fractura tiende a ocurrir con más frecuencia cuando una persona es joven (alrededor de 5 a 7 años), en la mayoría de las personas los síntomas no aparecen hasta la edad adulta. Hay otro aumento en la aparición de lumbalgia a causa de espondilolistesis en la adolescencia.

Se estima que del 5 al 7% de la población tiene una fractura en este pequeño pedazo de hueso (fractura de la pars interarticularis) o una espondilolistesis (deslizamiento del cuerpo vertebral), pero en la mayoría de los casos no hay síntomas.1 Se ha estimado que el 80% de las personas con espondilolistesis nunca presentan síntomas, y si no se vuelven sintomáticos, solo del 15 al 20% necesitará alguna vez corrección quirúrgica.

Causas de la espondilolistesis

La pars interarticularis ("puente entre dos articulaciones") conecta la articulación facetaria de arriba con la de abajo. Es una fina pieza de hueso con escaso suministro de sangre, lo que hace que sea susceptible a las fracturas por tensión. También puede haber una fractura de la pars interarticularis sin deslizamiento vertebral. La fractura en sí se conoce como espondilolisis. A la pars interarticularis también se la conoce como istmo.

Article continues below

Cuando este hueso pequeño se fractura, por lo general no causa dolor ni otros síntomas. Un traumatismo no es una razón frecuente de la fractura. Por lo general, la fractura se debe a la tensión acumulada, como ocurre al tomar un clip de papel y doblarlo varias veces. Finalmente se romperá después soportar bastante tensión.

La espondilolistesis ístmica se presenta más comúnmente en el nivel L5-S1 de la columna vertebral, el nivel más bajo de la columna lumbar. Sucede rara vez por arriba de este nivel, en L4-L5 o L3-L4. En estos niveles, el traumatismo (en vez de la tensión acumulada) es una de las causas más comunes de fractura.

Jamás se ha encontrado una fractura en un recién nacido, por lo que no se considera un problema congénito. El deslizamiento que se deriva de la fractura es más probable que progrese en jóvenes o adolescentes. La progresión de este deslizamiento en la edad adulta es muy poco frecuente.

Por lo general, no hay demasiada inestabilidad en el nivel L5-S1 asociada con la enfermedad porque hay una gran ligamento (el ligamento del ala sacra) que conecta el cuerpo vertebral L5 con el sacro, lo cual evita la progresión del deslizamiento de L5 sobre el sacro.

Clasificación de la espondilolistesis

La gravedad del deslizamiento se mide generalmente después de tomar una radiografía de vista lateral, y luego se califica en una escala de 1 a 4. El deslizamiento se calcula tomando en cuenta la cantidad que el cuerpo vertebral superior se desliza hacia adelante sobre el cuerpo vertebral inferior.

Grado 1  
  25% o menos del cuerpo vertebral se ha deslizado hacia adelante
Grado 2  
  26% - 50%
Grado 3  
  51% - 75%
Grado 4  
  76% - 100%

Aunque es muy poco frecuente, puede presentarse una afección llamada espondiloptosis, en la que el cuerpo vertebral L5 se desliza del sacro hacia el interior de la pelvis. Afortunadamente, la mayoría de los deslizamientos son de grado uno o dos, y si se vuelven sintomáticos pueden tratarse sin cirugía.

Referencias:

  1. Ganju A, “Isthmic Spondylolisthesis,” Neurosurgical FOCUS Vol. 13 Issue 1 (2002): 1-6.
Pages: