La espondilolistesis ístmica es una causa común de dolor de espalda en los adolescentes.

Se sospecha que la espondilolisis, la fractura en la parte baja de la espalda que puede dar lugar a espondilolistesis, se presenta con mayor frecuencia en los jóvenes atletas que participan en deportes que implican hiperextensión repetida de la parte baja de la espalda (doblarse hacia atrás), como la gimnasia.

El síntoma más común es el dolor de espalda o de piernas que limita el nivel de actividad del paciente. En los casos de deslizamientos más avanzados, tal como la espondilolistesis de grado 2 o más, el paciente puede tener una curva hacia adelante notoria o el dorso hundido en la parte baja de la espalda. La aparición de cualquiera de estos problemas neurológicos o parálisis es posible, pero extremadamente raro.

Article continues below

Tratamiento de la espondilolistesis en adolescentes

Los adolescentes que participan en deportes pueden desarrollar dolor de espalda por su actividad. Si se observa espondilolistesis en una radiografía, por lo general, se recomienda que el atleta se abstenga de practicar deportes hasta que el dolor desaparezca.

Puede emplearse la variedad habitual de tratamientos no quirúrgicos para controlar el dolor, que incluyen, los siguientes:

  • Medicamentos analgésicos: AINE y paracetamol son buenas opciones
  • Tratamiento con frío o calor: ambos son buenas opciones para aliviar los episodios de dolor
  • Fisioterapia: la fisioterapia puede ser útil, especialmente para estirar los músculos isquiotibiales. La afección hace que los isquiotibiales se contraigan y, al tensarse, contribuyen a crear un exceso de presión a través del disco y la fractura. La elongación de los isquiotibiales interrumpe el ciclo del dolor que causa el espasmo isquiotibial que da lugar a más dolor de espalda.

Durante la adolescencia, muy pocas personas necesitarán estabilización quirúrgica debido a un dolor de espalda que no responde al tratamiento no quirúrgico. Esto, sin embargo, es inusual, ya que en la mayoría de los casos, el dolor de espalda se resolverá con el tiempo y cuidados no quirúrgicos, tales como medicamentos antiinflamatorios, elongaciones suaves y fisioterapia.

Para una pequeña minoría de adolescentes, si desarrollan espondilolistesis de grado dos o más que fuera sintomática, se recomienda generalmente la estabilización quirúrgica con una artrodesis vertebral para evitar que el deslizamiento siga progresando. A diferencia de la espondilolistesis en los adultos, en los adolescentes es más probable que el deslizamiento progrese, y la morbilidad (efectos secundarios indeseables y posibles complicaciones) de una cirugía de artrodesis raquídea puede ser superada por el riesgo de la progresión de la deformidad.

Pages: