El tratamiento no quirúrgico para pacientes adultos que padecen espondilolistesis ístmica es similar al de los pacientes con dolor lumbar o dolor en las piernas a causa de otras afecciones y puede incluir alguna, o una combinación, de las siguientes opciones:

Medicamentos
Medicamentos para el dolor, tales como paracetamol o AINE (p. ej., ibuprofeno, inhibidores de la COX-2) o esteroides orales para reducir la inflamación en la zona.

Este artículo trata todo lo relacionado con las opciones de tratamiento para la espondilolistesis ístmica; consulte también: Tratamiento de la espondilolistesis degenerativa

Este artículo trata todo lo relacionado con las opciones de tratamiento para la espondilolistesis ístmica; consulte también: Tratamiento de la espondilolistesis degenerativa-->

Aplicación de calor o hielo
Aplicación de calor o hielo, para reducir el dolor localizado. En general, se recomienda hielo para aliviar el dolor o las molestias inmediatamente después de la actividad que ha causado el dolor. Se recomienda la aplicación de calor para relajar los músculos y promover el flujo de sangre y un entorno de curación.

Fisioterapia
Se recomienda la elongación, comenzando con la elongación de los isquiotibiales y progresando con el transcurso del tiempo. Además, se debe prestar especial atención a la elongación de los músculos isquiotibiales dos veces al día para aliviar la tensión en la parte baja de la espalda. El programa de ejercicios debe controlarse y aumentarse gradualmente con el tiempo. Consulte Ejercicios para el alivio del dolor ciático.

Manipulación manual
La manipulación quiropráctica o manipulación manual por parte de médicos osteópatas, fisioterapeutas y otros profesionales de la salud debidamente capacitados, puede ayudar a reducir el dolor mediante la movilización de la articulación dolorosa de la disfunción.

Article continues below

Inyecciones epidurales de esteroides
Si el paciente presenta dolor intenso, las inyecciones pueden ser útiles. Las inyecciones epidurales pueden ayudar a disminuir la inflamación en la zona. Puede inyectarse la fractura misma de la pars con lidocaína y esteroides para un estudio de diagnóstico. Si el dolor del paciente se alivia después de una inyección de lidocaína se puede suponer que la fractura de la pars es la fuente de dolor del paciente. El esteroide puede ser útil para reducir la inflamación en la pars interarticularis, lo cual ayuda a aliviar el dolor y permite que el paciente evoluciones con la fisioterapia y el tratamiento no quirúrgico. Consulte Inyecciones epidurales de esteroides.

Cirugía para la espondilolistesis

En la mayoría de los casos, el tratamiento no quirúrgico resulta eficaz para aliviar el dolor del paciente. Si no fuera así, podría considerarse la cirugía.

Generalmente, la cirugía de artrodesis vertebral para la espondilolistesis es muy eficaz, pero debido a que es un procedimiento importante con mucha recuperación, por lo general no se considera a menos que el paciente no haya logrado encontrar alivio del dolor después de enfocarse al menos seis meses en una serie de tratamientos no quirúrgicos.

Una fusión posterior con instrumentación de tornillos pediculares es generalmente considerada como la forma estándar de oro para la artrodesis vertebral lumbar. El cirujano también puede recomendar una artrodesis raquídea realizada desde la parte frontal de la columna vertebral al mismo tiempo. El tipo de artrodesis raquídea que un cirujano recomienda se basa en gran medida en la preferencia y experiencia del cirujano, así como en la situación clínica del paciente.

Pages: