Cuando la enfermedad cervical incluye más que solamente el espacio discal, el cirujano especializado en columna vertebral puede recomendar la remoción del cuerpo vertebral, así como de los espacios discales en cualquier extremo para terminar completamente con la descompresión del canal cervical.

Este procedimiento, la corpectomía cervical, suele ser realizada para la estenosis cervical de múltiples niveles con compresión de la médula espinal causada por el crecimiento de un espolón óseo (osteófitos).

Véase Osteófitos cervicales: espolón óseo en el cuello

¿Qué ocurre en la cirugía de corpectomía cervical anterior?

El procedimiento general para la cirugía de corpectomía cervical anterior es el siguiente:

  • La estrategia es similar a la de una discectomía (estrategia anterior), pero con una incisión más larga y más vertical en el cuello para así permitir una exposición más extensa.
  • El cirujano de columna vertebral luego realiza una discectomía en cualquiera de los extremos del cuerpo vertebral que va a ser retirado (por ejemplo, C4-C5 y C5-C6 para remover el cuerpo vertebral C5). Es posible retirar más de un cuerpo vertebral.
  • El ligamento longitudinal posterior suele ser retirado para permitir el acceso al canal cervical y para asegurar la remoción total de la presión en la médula espinal y/o las raíces nerviosas.
  • Luego, el defecto debe ser reconstruido con una técnica adecuada de fusión.

Riesgos y complicaciones de la corpectomía cervical anterior

Técnicamente, la corpectomía es la cirugía de columna vertebral más difícil de realizar. Similar a lo que ocurre con la discectomía, los riesgos y posibles complicaciones de esta cirugía para la estenosis espinal cervical son:

Article continues below
  • Daño en la raíz nerviosa
  • Daño a la médula espinal
  • Sangrado
  • Infección
  • Desplazamiento del injerto
  • Daño a la traquea/esófago
  • Dolor continuo

Sin embargo, la corpectomía es un procedimiento más amplio que la discectomía, por lo que los riesgos son estadísticamente mayores, especialmente con respecto a los problemas neurológicos, a la colocación del injerto óseo y a las hemorragias.

El riesgo acerca del cual suelen preocuparse los cirujanos de columna vertebral es el compromiso de la médula espinal que puede causar una cuadriplejia completa o parcial. Se debe tener en cuenta que las cirugías de corpectomía suelen ser realizadas, la mayoría de las veces, en circunstancias de problemas significativos de la médula espinal, lo cual coloca a la médula en una posición de mayor riesgo de complicaciones durante la cirugía, independientemente de la capacidad y la delicadeza con la cual se realiza el procedimiento.

Para poder controlar este riesgo, la función de la médula espinal se suele monitorear durante la cirugía por medio de potenciales evocados somatosensoriales (PESS). Los PESS generan un pequeño impulso eléctrico en las piernas/brazos, miden la respuesta correspondiente en el cerebro y registran la cantidad de tiempo que toma la señal en llegar al cerebro. Cualquier tipo de retraso en la cantidad de tiempo puede indicar un compromiso de la médula espinal.

También hay un riesgo reducido de que, mientras se remueve el cuerpo vertebral, la arteria vertebral que se extiende al costado de la columna vertebral se lesione, lo que puede causar un accidente cerebrovascular (apoplejía) y/o una hemorragia potencialmente fatal. Este riesgo particular será más significativo en ciertas instancias de remoción tumoral o infecciones vertebrales.

Soporte del injerto para lograr la artrodesis vertebral

Después de que se ha realizado la corpectomía, el cirujano necesita reconstruir mecánicamente el defecto creado y brindar la estabilidad a largo plazo de la columna que tiene una fusión vertebral. Un soporte de injerto es una pieza de hueso (1-2 pulgadas –2,5 a 5 cm–) que se inserta en la canaleta creada por la corpectomía y que brinda apoyo a la columna vertebral anterior. El injerto puede ser un aloinjerto o un autoinjerto y suele estar seguido por una instrumentación anterior que ayuda a mantener la construcción unida.

Alternativamente, hay ‘cajetines’ hechos de titanio u otros materiales sintéticos que pueden ser utilizados como una alternativa a los soportes de injertos. Dichos cajetines se usan en combinación con pedazos de injertos óseos, que suelen ser los huesos ‘locales’ del autoinjerto obtenido del paciente cuando se remueven las vértebras. Si se fusionan múltiples niveles, es posible recomendar una fusión posterior y una instrumentación complementarias para ayudar a estabilizar la columna vertebral.

Pages: