El colchón correcto realmente puede ayudar a que uno tenga una buena noche de descanso y que se despierte sintiéndose descansado y renovado. Dormir en el colchón incorrecto puede causar insomnio, dolor de espalda y otros dolores en general. Para las personas que tienen un problema en la espalda, un colchón que no es el adecuado puede hacer que el dolor sea aun más intenso.

Este artículo resume una series de lineamientos de utilidad para la selección de un colchón o cama, así como sugerencias de posiciones de descanso y el uso de almohadas para una serie de afecciones comunes de la espalda.

Article continues below

Los colchones son una elección personal

Al buscar el mejor colchón, es importante recordar que los colchones son, en gran medida, un tema de preferencia personal. No hay un solo tipo de colchón o cama que funcione para todas las personas y no hay un colchón que sea el mejor para los problemas de espalda. De igual manera, no hay una sola posición de descanso que se sepa que es la mejor para todas las personas. Esto se debe a varios factores:

  • Hay muchas causas para los problemas de espalda, y es posible que las diferentes afecciones de la espalda respondan mejor a tipos de cama, colchones y posiciones de descanso específicos.
  • Hay un alto grado de preferencia personal para los colchones y lo que funciona bien para una persona es posible que no funcione de la misma forma para otra.
  • Hay una cantidad muy limitada de estudios científicos publicados acerca de los colchones y del dolor de espalda, y los hallazgos de los estudios que han sido finalizados no son concluyentes.
  • En general, las causas del dolor de espalda pueden ser bastante complejas y es difícil aislar el motivo y determinar si el colchón de una persona ha jugado un rol significativo o no en la mejora del dolor o en su empeoramiento.

La conclusión es que el tipo de colchón que resulta ser el mejor para una persona en particular es, en realidad, una cuestión de preferencia personal.

Pages: