Los ejercicio de cuello son una parte común de prácticamente cualquier programa de tratamiento para el dolor cervical. Un típico programa de ejercicios para el cuello consiste en una combinación de ejercicios de elongación y de fortalecimiento, acondicionamiento aeróbico y, posiblemente, ejercicios del punto gatillo.

Véase Tipos de dolor de cuello

Este artículo se focaliza en los ejercicios para el cuello que sirven para aliviar la cervicalgia que puede ser causada por problemas posturales e incluye instrucciones para ejercicios específicos para la elongación del cuello, para el fortalecimiento del cuello, ejercicios aeróbicos y ejercicios del punto gatillo.

Beneficios de los ejercicios para el cuello

El dolor de cuello recurrente o crónico puede ser severamente debilitante y también puede estar acompañado por dolor en la zona alta de la espalda, en los omóplatos y dolores de cabeza. Estos síntomas, junto con la tensión de los músculos del cuello y la rigidez de las articulaciones, puede convertir las actividades cotidianas más sencillas en actividades dolorosas.

Un programa de ejercicios adecuado puede solucionar la mayoría de estos síntomas de la siguiente manera:

Article continues below

    Elongación del cuello

    Los ejercicios de flexibilidad y elongación pueden expandir o preservar el rango de movimiento y elasticidad en las articulaciones cervicales (del cuello) afectadas y así aliviar la rigidez, que es lo que causa el dolor. Como regla general, la elongación del cuello tiene mejores resultados si se hace todos los días y algunos ejercicios de elongación deben ser realizados varias veces en un mismo día.

    Fortalecimiento del cuello

    Los ejercicios específicos de fortalecimiento lo ayudarán a mantener una mejor postura, lo cual, a su vez, aliviará o eliminará las exacerbaciones recurrentes de dolor. Como regla general, los ejercicios de fortalecimiento del cuello deben ser realizados día por medio para darle a los músculos el tiempo para que se reparen.

    Acondicionamiento aeróbico

    Los ejercicios aeróbicos aumentan el flujo de sangre hacia los músculos y los tejidos blandos del cuello y de la zona superior de la espalda, lo cual puede ayudar a que se aflojen los músculos y que aumente el rango de movimiento. Además, también se producen endorfinas después de 30 a 40 minutos de ejercicio aeróbico. Las endorfinas son el analgésico natural del cuerpo y pueden ayudar a reducir el dolor cervical.

    El acondicionamiento aeróbico puede ser realizado todos los días. Algunas buenas opciones para el acondicionamiento aeróbico pueden ser el uso de una cinta de caminata, bicicleta fija, o un caminador elíptico, así como un ergómetro de miembros superiores o bicicleta para brazos.

    Para muchos, antes de comenzar con un programa de ejercicios, primero es necesario controlar el dolor. El movimiento gradual de las articulaciones y la elongación para aumentar el rango de movimiento en el cuello a lo largo del tiempo reducirá el dolor producido por la actividad normal.

Ejercicios de cuello para el control del dolor

Hay una gran variedad de opciones disponibles para el manejo del dolor de cuello, a saber:

  • Aplique una almohadilla de calor antes de realizar los ejercicios para precalentar las articulaciones y los músculos que están rígidos para que así sea más fácil elongar.
  • Después de los ejercicios, aplique una bolsa de frío (o una bolsa de arvejas congeladas envuelta en una toalla) para reducir la inflamación en las articulaciones y en los músculos.
  • Utilice medicamentos de venta libre, como agentes antiinflamatorios no esteroideos (por ejemplo, ibuprofeno) para aliviar el dolor y reducir la inflamación.
  • Utilice antiinflamatorios y analgésicos de venta bajo receta (corticosteroides, inhibidores de la COX-2), cuando ello fuere necesario para controlar el dolor severo.

Consulte con un profesional antes de comenzar con la fisioterapia

Antes de comenzar con un programa de ejercicios o de elongación para el cuello, se les recomienda a los pacientes que consulten con un profesional de la salud, como un fisioterapeuta con experiencia, un fisiatra o un quiropráctico. El objetivo de una consulta médica es doble:

  1. Obtener un diagnóstico preciso de la causa del dolor o rigidez en el cuello, ya que los diferentes diagnósticos clínicos van a dictar diferentes tipos de ejercicios.
  2. Aprender la forma correcta de hacer los ejercicios, ya que hacer los ejercicios correctos pero de manera incorrecta es un error muy común y puede causar la falta de mejoría del dolor o incluso aumentar el dolor y los síntomas.

Dependiendo del diagnóstico específico y del nivel de dolor que tenga el paciente, es posible que se recomienden diferentes ejercicios para el dolor de cuello. Es importante que los pacientes busquen un especialista en columna cervical que esté capacitado para la evaluación del dolor de cuello y desarrollar un programa de ejercicios individualizado.

Véase Especialistas que tratan el dolor de espalda

Dado que las vértebras del cuello están influenciadas por tantos grupos diferentes de músculos (como la espalda, los hombros, el pecho y el cuello), es posible que los pacientes necesiten que un médico les haga un trabajo sobre los tejidos blandos como masajes o elongación manual, junto con ejercicios para el cuello.

Un medico o profesional de la salud que esté capacitado en trabajo de tejidos blandos y en la prescripción de ejercicios puede proporcionar rehabilitación y alivio del dolor para los problemas del cuello y puede incluir fisioterapeutas, quiroprácticos y fisiatras, entre otros.

Pages: