El tratamiento general para la enfermedad degenerativa del disco cervical es, en gran medida, el mismo que para la enfermedad degenerativa de disco en la columna lumbar (obtenga más información acerca del tratamiento para la enfermedad degenerativa de disco). Esto quiere decir que se recomienda un tratamiento conservador (no quirúrgico) como estrategia primaria y solo se considerará la cirugía si un esfuerzo conjunto realizado como parte del tratamiento conservador no logra aliviar adecuadamente el dolor o si las actividades diarias de un paciente se ven significativamente comprometidas.

  • Tratamiento conservador
  • Los pacientes pueden sentir alivio a través de la aplicación de hielo o calor, utilizando medicamentos para el control del dolor y de la inflamación y a través de la ejercitación de las áreas del cuello y de los hombros (solos o con la ayuda de un profesional que esté familiarizado con las afecciones del cuello) con el fin de aliviar la rigidez y mantener la flexibilidad. Además, es posible prescribir aparatos para el cuello o tracción.

  • Los medicamentos de venta libre y de venta bajo receta pueden aliviar el dolor. Estos incluyen antiinflamatorios no esteroideos (AINE) y los analgésicos como acetaminofén (como Tylenol). También pueden utilizarse los medicamentos de venta bajo receta como los esteroides orales, los miorrelajantes o los agentes narcóticos para combatir el dolor.
  • El ejercicio, específicamente la elongación de todas las dimensiones posibles del cuello, es esencial para mantener la flexibilidad del cuello y aliviar la rigidez crónica. Un médico o un fisioterapeuta deberá desarrollar una serie específica de ejercicios. Algunos de los ejercicios que pueden realizarse varias veces al día son:
    • Elongación llevando el mentón al pecho, lo cual estira la parte trasera del cuello
    • La rotación de lado a lado, que implica torcer la cabeza lentamente hacia la izquierda y hacia la derecha
    • Elevar la mirada al cielo, por medio de lo cual el paciente levanta el mentón para elongar la parte frontal del cuello y el área torácica superior
    • La elongación llevando la oreja al hombro permite extender los costados del cuello todo lo que sea posible (esto puede resultar más fácil si se coloca la mano en la cabeza, pero no se debe tirar del cuello o de la cabeza o hacer presión hacia el hombro)
    • Vea más ejercicios: Ejercicios de cuello para la cervicalgia

    • La fisioterapia o el ajuste quiropráctico también pueden brindar alivio, ayudando a los pacientes a extender el cuello y los hombros para así aumentar, al menos temporalmente, el espacio del disco en el segmento vertebral afectado
    • Article continues below
      • Obtenga más información: Manipulación quiropráctica para la columna cervical
    • El uso de un cuello ortopédico, una almohada cervical o de la tracción cervical también se recomienda para estabilizar el cuello y así mejorar la alineación cervical para que la compresión del disco no se vea exacerbada mientras el paciente duerme o se relaja en su hogar,
    • Cirugía
    • Si el dolor no se alivia adecuadamente con seis meses de cuidado conservador y se dificultan las actividades diarias, se puede considerar la realización de una cirugía. Específicamente, es posible recomendar la fusión cervical para detener el movimiento del segmento vertebral cervical afectado. Esto implica la remoción del disco, la descompresión de la raíz del nervio y la inserción de un injerto óseo o un cajetín de metal para que esto ayude a mantener o restablecer la altura normal del espacio del disco y la estabilidad y la alineación del cuello. Es posible utilizar una placa cervical para promover la fusión entre las dos vértebras.

      Véase Cirugía para enfermedad degenerativa de disco lumbar

    In This Article:

    Por lo general, se realiza una fusión en un nivel cervical y, ocasionalmente, se puede considerar una fusión en dos niveles cervicales. Sin embargo, los pacientes deben saber que la cirugía para el dolor de cuello es mucho menos confiable que la cirugía que se utiliza para aliviar el dolor en los brazos causado por la enfermedad degenerativa de disco cervical. Por lo tanto, si el único síntoma o el más predominante es el dolor de cuello, se recomienda la cirugía de fusión solamente como último recurso y después de haber agotado todas las otras opciones de tratamiento. Si un espacio discal no puede ser identificado como el posible generador de dolor, es razonable, incluso en los casos en los cuales el tratamiento conservador no ha funcionado, evitar la cirugía.

Pages: