En la mayoría de los casos de claudicación avanzada (raquídea o vascular), se requiere una cirugía de descompresión para tratar los síntomas de la estenosis raquídea.

Existen diversas opiniones y técnicas usadas en la cirugía de estenosis raquídea, pero hay componentes claves comunes a todos los enfoques, como se explica en más detalle a continuación.

Consideraciones importantes para la cirugía de estenosis raquídea

  • Antes que nada, se requiere un diagnóstico anatómico correcto y muy detallado: saber exactamente dónde ir durante la cirugía de estenosis mientras se considera la posibilidad de una doble o triple ubicación del estrangulamiento de un nervio en sus pasajes, en uno o ambos lados.
  • En segundo lugar, la cirugía de estenosis raquídea no debe crear un nuevo problema, como una lesión en un nervio o una inestabilidad estructural que podría requerir más cirugías.
  • En tercer lugar, el enfoque para corregir la estenosis raquídea debe ser mínimamente destructivo para las estructuras normales. El cirujano debe hacer el mayor esfuerzo posible para no tocar los tejidos normales o levemente anormales durante la cirugía para la estenosis raquídea. Este punto nuevamente confirma la importancia de identificar exactamente la estenosis que causa problemas.
  • Article continues below
  • En cuarto lugar, es importante el estado físico y metabólico del paciente. Incluso en manos de un cirujano experimentado, una cirugía de descompresión, especialmente si se necesitan procedimientos en más de un nivel o bilaterales, puede requerir algunas horas de anestesia, y esto no es bien tolerado por algunos pacientes. Algunos cirujanos realizarán la cirugía para la estenosis raquídea bajo anestesia epidural en lugar de anestesia general.

Afortunadamente, los resultados de la cirugía de estenosis raquídea para la descompresión pueden estar entre los métodos quirúrgicos más reconfortantes usados en la columna (solo después de la extracción de algunos disco herniados). Por lo general, los pacientes están bien después de la cirugía de descompresión y pueden aumentar su actividad después de la recuperación de la cirugía de estenosis raquídea. Muchos pacientes tienen una mejor tolerancia a caminar después de la cirugía de estenosis raquídea.

Desarrollos para la cirugía de estenosis raquídea

Más recientemente, también se han introducido unos nuevos enfoques quirúrgicos mientras que otros dispositivos están en diversas etapas de desarrollo y ensayos clínicos. Al menos uno ha sido aprobado para uso en tratamiento de estenosis raquídea central.

  • Dispositivos para apófisis interespinosas. El objetivo de estos dispositivos es ayudar a sacar la curvatura de los ligamentos y disco que juntos están presionando sobre el canal central y con suerte también ensanchar el foramen del nervio. Sin embargo, en casos de estenosis foraminal o lateral distante con espolón óseo, este método tiene menos probabilidades de ayudar. Este dispositivo limita la inclinación hacia atrás en el segmento, por lo tanto, limita la curvatura del ligamento y disco posterior. El X-STOP es un dispositivo que ha sido aprobado para el tratamiento de la estenosis, principalmente del tipo central.
  • Reemplazo facetario o reemplazo total de elemento. Esta nueva clase de dispositivos todavía está en las etapas de investigación y se espera puedan reemplazar las articulaciones facetarias en la parte posterior de la columna vertebral (o todo el elemento del segmento de la parte posterior de la columna). Si este enfoque ayudará o no a los pacientes con estenosis raquídea depende del grado de descompresión central, como todavía debe probarse. Es más posible que puedan ser beneficiosos en la artritis degenerativa de las articulaciones facetarias, que no obstante pueden contribuir a la estenosis foraminal.
Pages: