Casi todos los enfoques de tratamiento para el síndrome del piriforme incluirán concentrarse en elongar el músculo piriforme en forma progresiva y cuidadosa.

Elongaciones para el síndrome del piriforme

Una variedad de ejercicios de elongación para el piriforme, isquiotibiales y extensores de la cadera pueden ayudar a disminuir los síntomas dolorosos a lo largo del nervio ciático y restaurar el rango de movilidad del paciente.

Elongaciones del piriforme
Existen varias formas de elongar el músculo piriforme. Dos formas sencillas incluyen:

  • Acuéstese sobre la espalda con ambos pies planos sobre el suelo y ambas rodillas dobladas. Lleve la rodilla derecha hacia el pecho, tome la rodilla con la mano izquierda, llévela hacia el hombro izquierdo y mantenga la elongación. Repita para cada lado.
  • Acuéstese sobre la espalda con ambos pies planos sobre el suelo y ambas rodillas dobladas. Apoye el tobillo de la pierna derecha sobre la rodilla de la pierna izquierda. Lleve el muslo izquierdo hacia el pecho y mantenga la elongación. Repita para cada lado.
Article continues below

Cada elongación del piriforme debe mantenerse durante 5 segundos para empezar, y luego se debe aumentar gradualmente el tiempo hasta mantenerlas por 30 segundos, y repetirse tres veces por día.

Elongación de los músculos isquiotibiales
Elongar los músculos isquiotibiales (el gran músculo de la parte posterior de cada muslo) es importante para aliviar cualquier tipo de ciática. Existen varias formas de elongar los isquiotibiales:

  • Coloque dos sillas enfrentadas. Siéntese en una silla y coloque el talón de una pierna sobre la otra silla. Inclínese hacia delante, doblándose a la altura de las caderas hasta sentir un tirón suave a lo largo de la parte posterior del muslo, y mantenga la elongación.
  • Acuéstese en el piso con ambas piernas estiradas. Suba una pierna y estírela sosteniendo una toalla alrededor de la parte posterior del pie hasta sentir un tirón suave a lo largo de la parte posterior del muslo.

Nuevamente, intente ir aumentando la elongación hasta mantenerla por 30 segundos y repita tres veces por día.

Fisioterapia para el síndrome del piriforme

Además de una elongación básica, es posible desarrollar fisioterapia completa y un programa de ejercicios para la situación particular de cada paciente.

Ejercicios para el rango de movimiento
Un fisioterapeuta, fisiatra, quiropráctico u otro especialista de la salud calificado puede desarrollar un programa personalizado con ejercicios de elongación y rango de movimiento para ayudar a elongar el músculo y disminuir los espasmos.

Masaje profundo
Se cree que el masaje profundo (liberación manual) realizado por un fisioterapeuta u otro especialista calificado mejora el proceso de curación al aumentar el flujo sanguíneo al área y disminuir el espasmo muscular.

Además de la elongación y la fisioterapia, la mayoría de los enfoques del tratamiento para el síndrome del piriforme incluirán terapias adicionales, que se analizan en la siguiente página.

Pages: