Un síntoma común del síndrome piriforme es un dolor que pasa por el nervio ciático, y por eso muchas veces se cree que el síndrome piriforme causa la ciática. Sin embargo, el síndrome piriforme no es el resultado de una radiculopatía –o sea, no es el resultado de un disco que se extiende más allá de su lugar de costumbre dentro de la columna vertebral, comprimiendo o irritando la raíz nerviosa– así que no es, técnicamente, la ciática. En el síndrome piriforme es el mismo músculo piriforme el que irrita el nervio ciático y causa el dolor ciático.

El músculo piriforme se encuentra en el interior de la cadera, muy cerca del nervio ciático. Cuando el músculo piriforme se tensa o se inflama, puede irritar el nervio ciático. Esta irritación lleva a un dolor parecido a la ciática, con síntomas de hormigueo y adormecimiento que pasan de la parte inferior de la espalda al trasero, y a veces bajan por la pierna y hasta el pie.

Ejercicios de estiramiento del músculo piriforme

Casi siempre es necesario estirar el músculo piriforme para aliviar el dolor que pasa por el nervio ciático y esto se puede lograr en varias posiciones diferentes. Pueden emplearse varios ejercicios de estiramiento del músculo piriforme, de los músculos isquiotibiales y de los músculos extensores de la cadera, para reducir los síntomas de dolor que pasan por el nervio ciático y recuperar la amplitud de movimiento del paciente.

Entre los ejercicios de estiramiento comúnmente recetados para tratar los síntomas de la ciática debido a problemas del músculo piriforme están los siguientes:

advertisement

Ejercicios de estiramiento del músculo piriforme en decúbito supino

  • Recuéstese boca arriba en el suelo, cruzando la pierna afectada sobre la otra pierna al nivel de las rodillas y con ambas piernas dobladas. Jale la rodilla inferior suavemente hacia el hombro del mismo lado del cuerpo hasta sentir el estiramiento. Mantenga el estiramiento por 30 segundos y luego vuelva lentamente a la posición inicial. Intente completar 1 serie de 3 estiramientos.
advertisement

Estiramiento de las nalgas para el músculo piriforme

  • Arrodíllese con las manos en el suelo. Ponga el pie afectado al otro lado de y debajo del cuerpo, para que la rodilla afectada quede fuera del tronco. Extienda la pierna no afectada directamente hacia atrás y mantenga la pelvis recta. Manteniendo la pierna afectada donde está, mueva las caderas hacia atrás, hacia el suelo, e inclínese hacia adelante sobre los antebrazos hasta sentir un estiramiento profundo. No forcejee el cuerpo hacia el suelo. Mantenga el estiramiento por 30 segundos y luego vuelva lentamente a la posición inicial. Intente completar 1 serie de 3 estiramientos.
Pages: