La mayoría de los pacientes con enfermedad degenerativa de disco lumbar tendrán un dolor de grado leve y continuo pero tolerable, el cual ocasionalmente se intensificará durante algunos días o más. Los síntomas pueden variar, pero las características generales suelen ser:

  • Dolor que se centra en la región lumbar o parte más baja de la espalda, aunque puede irradiarse hacia la cadera y las piernas
  • Lumbalgia continua y que ha durado más de 6 semanas
  • La sensación a menudo se describe más como un dolor intenso en la parte baja de la espalda, que como un dolor lacerante o ardiente que se irradia
  • Dolor que, con frecuencia, empeora al estar sentado, ya que los discos soportan una carga más pesada que cuando los pacientes están de pie, caminando o incluso acostados. Mucho tiempo de pie también puede agravar el dolor, al igual que inclinarse hacia adelante y levantar un objeto
  • Dolor que se exacerba con ciertos movimientos, sobre todo de flexión, de torsión o de levantamiento
  • Los síntomas graves pueden incluir entumecimiento y hormigueo en las piernas, así como dificultad para caminar
  • Si el espacio intervertebral colapsa suficientemente la raíz nerviosa que sale en ese nivel particular, puede pinzarse (estenosis foraminal) y esto a su vez puede provocar dolor en la pierna a causa de pinzamiento de la raíz del nervio (radiculopatía). Para obtener más información sobre el dolor de la raíz nerviosa, entumecimiento o debilidad consulte Lo que usted debe saber sobre la ciática
Article continues below
  • Conforme el disco se debilita, pueden presentarse síntomas o dolor por realizar movimientos mínimos (por ej., al girar para saludar a alguien con la mano)
  • Además del dolor lumbar por la enfermedad degenerativa de disco, puede haber dolor en las piernas, entumecimiento y hormigueo. Incluso sin la presión sobre la raíz nerviosa ("pinzamiento de un nervio"), otras estructuras de la espalda pueden remitir dolor hacia la parte posterior y en las piernas Los nervios pueden sensibilizarse con la inflamación causada por las proteínas dentro del espacio intervertebral y producir la sensación de entumecimiento u hormigueo. Generalmente, el dolor no se presenta más abajo de la rodilla.
    • Consulte Dolor de piernas y entumecimiento: ¿qué podrían significar estos síntomas?
  • Estas sensaciones, aunque preocupen y sean molestas, rara vez indican que hay algún daño en curso en la raíz nerviosa. Sin embargo, cualquier debilidad en los músculos de las piernas (tales como caída del pie) es un indicador de algún daño en la raíz nerviosa.

Además del dolor lumbar causado por la enfermedad degenerativa de disco, también puede presentarse lo siguiente:

  • Las proteínas en el espacio intervertebral pueden causar mucha inflamación, y dicha inflamación puede provocar dolor lumbar que se irradia hacia las caderas. El dolor asociado puede también transmitirse hacia la parte posterior de las piernas. Las proteínas inflamatorias también pueden dar lugar a espasmos musculares en la parte más baja de la espalda.
  • La degeneración del disco lumbar también puede contribuir al desarrollo de estenosis lumbar u osteoartritis lumbar, como también otras afecciones progresivas de la columna lumbar.
  • La degeneración de un disco también puede originar una hernia de disco lumbar.
Pages: