Una inyección en la articulación sacroilíaca (SI), también llamada bloqueo de la articulación sacroilíaca, se utiliza para diagnosticar o tratar el dolor lumbar o la ciática asociados con la disfunción de la articulación sacroilíaca.

La articulación sacroilíaca está al lado de la columna y conecta el sacro con la cadera a ambos lados. Hay dos articulaciones sacroilíacas, una a la derecha y una a la izquierda. La inflamación o la disfunción de la articulación en el área causan dolor. Lea más sobre Disfunción de la articulación sacroilíaca (dolor en la articulación SI).

El objetivo de la inyección en la articulación sacroilíaca es doble: diagnosticar la fuente de dolor del paciente, y ofrecer alivio terapéutico al dolor. En algunos casos, estos objetivos están separados y se le aplicará al paciente una inyección puramente diagnóstica o terapéutica, si bien frecuentemente se combinan los dos en una sola inyección.

  1. Diagnóstico
    Una inyección diagnóstica en la articulación SI se usa para confirmar un diagnóstico sospechado de disfunción de la articulación sacroilíaca. Eso se realiza entumeciendo la articulación sacroilíaca con anestesia local (por ej.: lidocaína). La inyección se realiza bajo fluoroscopía (guía por rayos x) para tener precisión. Una vez que la aguja ingresó en la articulación sacroilíaca, se inyecta contraste en la articulación para asegurar la colocación correcta de la aguja y la distribución del medicamento. El medicamento anestésico luego se inyecta en la articulación.

    Después de que se inyecta el medicamento anestésico, se le pide al paciente que intente reproducir el dolor realizando las actividades que normalmente le resultan dolorosas. Si el paciente experimenta un alivio del dolor del 75% al 80% durante la duración normal de la anestesia, se realiza un diagnóstico tentativo de disfunción de la articulación SI. Debe realizarse una segunda inyección diagnóstica en la articulación sacroilíaca con otro medicamento anestésico (por ej., bupivicaína) para confirmar el diagnóstico.

Article continues below

    Si esta segunda inyección diagnóstica también ofrece un alivio del dolor del 75% al 80% durante la duración de la anestesia, existe un grado razonable de certeza médica de que la articulación sacroilíaca es la fuente de dolor del paciente.

    Algunos médicos realizan bloqueos de rama lateral para diagnosticar el dolor de la articulación SI. Los nervios de rama lateral son pequeños nervios que se ramifican de los nervios espinales sacros y brindan sensación a la articulación. Se puede realizar un bloqueo de rama lateral para determinar si un paciente es candidato para una ablación nerviosa por radiofrecuencia para ofrecer un alivio más prolongado al dolor asociado con la disfunción de la articulación SI.

  1. Alivio del dolor
    Una inyección terapéutica en la articulación SI se realiza para ofrecer alivio del dolor asociado con la disfunción de la articulación sacroilíaca. La inyección se realiza usando la misma técnica que la inyección diagnóstica en la articulación SI, excepto que se incluye un medicamento antiinflamatorio (corticosteroide) en la inyección para ofrecer alivio del dolor al reducir la inflamación dentro de la articulación.

    Si el paciente experimenta alivio prolongado del dolor después de una inyección terapéutica en la articulación sacroilíaca, podrá comenzar un programa de fisioterapia y rehabilitación para reducir más el dolor y devolver al paciente a los niveles normales de actividad.

    Si la inyección terapéutica en la articulación sacroilíaca tiene éxito para reducir o eliminar el dolor del paciente durante más tiempo, puede repetirse hasta tres veces por año, junto con un programa de fisioterapia y rehabilitación para ayudar al paciente a mantener una función normal.

Procedimiento para la inyección en la articulación sacroilíaca

El procedimiento para la inyección en la articulación sacroilíaca por lo general se realiza en un quirófano o una sala exclusiva para esos procedimientos. Todo el procedimiento usualmente lleva solo minutos, y el paciente regresa a su casa ese mismo día.

A continuación se detalla el procedimiento típico de inyección:

  • Después de haberse obtenido el consentimiento informado, el paciente se acuesta boca abajo sobre el estómago en la camilla de radiografías. Es posible que se coloque una almohada debajo de la cadera para que el paciente esté más cómodo.
  • Se monitorean los signos vitales del paciente (por ejemplo: pulso y presión arterial) durante todo el procedimiento.
  • Según la preferencia del paciente y el médico, se puede insertar una vía intravenosa para administrar un medicamento que ayuda a que el paciente se relaje.
  • Para mantener la esterilidad, la piel del lugar donde se aplica la inyección en la articulación sacroilíaca se limpia usando una solución a base de yodo (por ejemplo: povidona yodada) o un antiséptico basado en alcohol (por ejemplo: clorhexidina 0.5% en 70% alcohol). Se usan guantes estériles durante todo el procedimiento de inyección.
  • Para comodidad del paciente, con frecuencia se adormece el lugar de inserción de la aguja usando anestesia local. Una vez que la aguja ingresa a la articulación sacroilíaca bajo la guía de la fluoroscopía, se inyecta contraste —un "tinte" que se ve bajo rayos x— para verificar la ubicación de la aguja dentro de la articulación sacroilíaca y la distribución de la solución dentro de la articulación.
  • Una vez que se guió con éxito la aguja dentro de la articulación, se inyectan medicamentos diagnósticos o terapéuticos en la articulación.
  • Por lo general se inyectan dos tipos de medicamentos:
    • Una anestesia local (generalmente lidocaína o bupivacaína) se inyecta en la articulación a fin de determinar el alivio inmediato del dolor para confirmar que la articulación sacroilíaca es la fuente del dolor del paciente. Esta solución se usa para una inyección diagnóstica en la articulación sacroilíaca.
    • Un medicamento antiinflamatorio (usualmente un corticosteroide) puede ayudar a reducir la inflamación dentro de la articulación, que a su vez podría ayudar a aliviar el dolor durante un período prolongado (por lo general durante varios meses hasta un año). Esta solución se inyecta para una inyección terapéutica en la articulación sacroilíaca.
Pages: