In This Article:

Video Transcript

La región lumbar de la columna vertebral, más comúnmente conocida como parte inferior de la espalda, consta de cinco vértebras denominadas de L1 a L5. La región lumbar está ubicada entre la región torácica (pecho) de la columna vertebral y el sacro. La columna lumbar normalmente tiene una ligera curva hacia adentro conocida como lordosis. La parte inferior de la espalda contiene grandes músculos que sostienen la espalda y permiten el movimiento del tronco y, por lo tanto, del cuerpo. Estos músculos pueden contraerse o tensarse, que es una causa común de dolor en la parte inferior de la espalda. Las cinco vértebras de la columna lumbar están conectadas en la parte posterior por carillas articulares que permiten la extensión hacia adelante y hacia atrás, así como también los movimientos de torsión. Los dos segmentos más bajos de la columna lumbar, L4-L5 y L5-S1, soportan el mayor peso y tienen el mayor movimiento, por lo que hacen que esta área sea propensa a sufrir lesiones. Entre las vértebras están los discos vertebrales, que amortiguan las articulaciones de la columna y brindan apoyo. Los discos en la región lumbar de la columna vertebral tienen más probabilidades de herniarse o de degenerarse, lo que puede ocasionar dolor en la parte inferior de la espalda o dolor que se irradia a las piernas y los pies. La médula espinal se extiende desde la base del cráneo hasta la articulación en T12-L1, donde la columna torácica se convierte en columna lumbar. En este segmento, las raíces nerviosas se ramifican fuera de la médula espinal, y se extienden desde la parte inferior de la espalda hacia la parte posterior de la pierna y hasta los dedos de los pies. Algunas afecciones de la parte inferior de la espalda pueden comprimir estas raíces nerviosas y ocasionar dolor que se irradia a las extremidades inferiores. Esto se conoce como radiculopatía.