Video Transcript

La disfunción de la articulación sacroilíaca es el movimiento inadecuado de las articulaciones que están en la parte baja de la columna vertebral y conectan el sacro con la pelvis. Puede producir dolor en la parte baja de la espalda y las piernas, o inflamación en las articulaciones, lo cual se conoce como sacroileítis. El sacro es un hueso triangular que se encuentra en la parte baja de la columna vertebral, debajo de la región lumbar de la columna vertebral y encima del coxis. Consta de cinco segmentos de vértebras fusionados. El sacro está conectado al hueso de la pelvis, que también se conoce como cresta ilíaca, a la derecha y a la izquierda de las articulaciones sacroilíacas. Estas articulaciones funcionan como estructuras para amortiguar los golpes y generalmente tienen poca movilidad. La disfunción de la articulación sacroilíaca se refiere al dolor producido en estas articulaciones al moverse demasiado o muy poco. La hipermovilidad, o exceso de movimiento en las articulaciones sacroilíacas, se produce cuando los ligamentos que sostienen las articulaciones están flojos. La hipermovilidad tiene muchas causas, incluido el embarazo o una lesión en los ligamentos. La hipomovilidad, o escaso movimiento en la articulación, se puede producir por enfermedades degenerativas de las articulaciones, como la artritis. Cuando las articulaciones sacroilíacas sobrecompensan los problemas de las articulaciones cercanas, pueden producir dolor. Por ejemplo, muchos pacientes con fusión en la región lumbar de la columna vertebral tienen dolor en la articulación sacroilíaca debido a que los segmentos de la columna lumbar tienen poco movimiento. El dolor en la articulación sacroilíaca generalmente se manifiesta como dolor en la parte baja de la espalda o las nalgas, aunque el dolor puede expandirse a los músculos circundantes que pueden contraerse en respuesta a la disfunción de la articulación. La disfunción de la articulación sacroilíaca es una afección que puede confundirse con una hernia de disco y diagnosticarse incorrectamente, por lo que es importante conocer los síntomas específicos relacionados con el dolor de la articulación sacroilíaca.