Si bien el término "estenosis" proviene del griego y significa "estrangular", la estenosis raquídea tiene poco en común con estrangular. Entonces, ¿qué es la estenosis raquídea?

Existen dos tipos de estenosis raquídea: estenosis lumbar y estenosis cervical. Si bien la estenosis raquídea lumbar es más común, la estenosis raquídea cervical es con frecuencia más peligrosa porque implica la compresión de la médula espinal, como se explica en forma más detallada a continuación.

Estenosis raquídea lumbar frente a estenosis raquídea cervical

  • En la estenosis lumbar, las raíces de los nervios espinales en la parte baja de la espalda quedan comprimidas, o estranguladas, y esto puede producir Síntomas de la ciática: hormigueo, debilidad o entumecimiento que irradia de la parte inferior de la espalda hacia las nalgas y piernas, especialmente con la actividad.
  • El dolor en el cuello por la estenosis raquídea (estenosis raquídea cervical) puede ser mucho más peligroso por comprimir la médula espinal. La estenosis de médula espinal puede causar síntomas graves, incluso debilidad corporal importante o hasta parálisis. Sin embargo, este tipo de síntomas por estenosis raquídea grave son prácticamente imposibles en la columna lumbar ya que no hay médula espinal en la columna lumbar.
Article continues below

En casos poco frecuentes, la estenosis lumbar puede llegar a producir un dolor incapacitante persistente e incluso debilidad en las piernas. Sin embargo, la mayoría de los casos de estenosis en la columna lumbar presentan dolor que irradia a la(s) pierna(s) al caminar, y el dolor se alivia al sentarse. Esto se llama claudicación, que también puede ser causado por problemas circulatorios en las piernas, como se analiza más adelante en este artículo.

La estenosis raquídea está relacionada con la degeneración en la columna y por lo general se torna importante a partir de los 50 años y se extiende en cada grupo etario siguiente. La mayoría de los pacientes consultan al médico con síntomas de estenosis raquídea cuando tienen alrededor de 60 años. Los pacientes solo necesitan buscar tratamiento para la estenosis raquídea lumbar si ya no desean vivir con limitaciones significativas en las actividades, como dolor de piernas y/o dificultad para caminar.

La estenosis raquídea puede ocurrir en una variedad de formas en la columna. Aproximadamente el 75% de los casos de estenosis raquídea ocurren en la columna lumbar (parte baja de la espalda), llamada estenosis raquídea lumbar, y la mayoría afectará el nervio ciático que recorre la parte posterior de la pierna. Cuando esto sucede, se denomina comúnmente ciática.

Pages: