Las inyecciones epidurales de esteroides (Epidural steroid injections, ESI) son una opción frecuente para el tratamiento de muchas formas de dolor lumbar y dolor de piernas. Se han utilizado para problemas lumbares desde 1952, y siguen siendo una parte integral del tratamiento no quirúrgico de ciática y dolor lumbar. El objetivo de la inyección es el alivio del dolor; a veces la inyección por sí sola es suficiente para proporcionar alivio, pero con frecuencia una inyección epidural de esteroides se usa en combinación con un programa integral de rehabilitación para proporcionar un beneficio adicional.

La mayoría de los médicos coinciden en que, si bien los efectos de la inyección suelen ser temporales (alivio del dolor durante una semana hasta un año), una inyección epidural puede ser muy beneficiosa para un paciente durante un episodio agudo de dolor de espalda o de piernas. Es importante destacar que una inyección puede proporcionar suficiente alivio del dolor para permitir que el paciente evolucione con un programa de rehabilitación con elongaciones y ejercicios. Si la inyección inicial es eficaz para un paciente, puede recibir hasta tres inyecciones en el período de un año.

Además de para la parte baja de la espalda (región lumbar), las inyecciones epidurales de esteroides se utilizan para aliviar el dolor que se siente en la región del cuello (cervical) y en la región media de columna vertebral (torácica).

Este artículo se enfoca en las inyecciones epidurales en la zona lumbar que se utilizan para tratar dolor lumbar y dolor radicular (también conocido como dolor de piernas o ciática).

Article continues below

Eficacia de las inyecciones

Aunque muchos estudios han documentado los beneficios a corto plazo de las inyecciones epidurales de esteroides, los datos de eficacia a largo plazo son menos convincentes. De hecho, la eficacia de las inyecciones de esteroides epidurales lumbares sigue siendo un tema de debate. Esto se acentúa por la falta de estudios bien realizados.

Por ejemplo, muchos estudios no incluyen el uso de la fluoroscopia o rayos X para verificar la colocación adecuada del medicamento, a pesar del hecho de que la orientación fluoroscópica se usa rutinariamente en la actualidad. Además, muchos estudios no clasifican a los pacientes según el diagnóstico y tienden a 'agrupar' juntos diferentes tipos de fuentes de dolor. Estos defectos metodológicos tienden a hacer que la interpretación y la aplicación de los resultados del estudio sean difíciles o imposibles.

Se necesitan más estudios para definir adecuadamente la función de las inyecciones epidurales de esteroides en el tratamiento del dolor lumbar y la ciática. A pesar de esto, la mayoría de los estudios informan que más del 50% de los pacientes encuentran gran alivio del dolor con las inyecciones epidurales de esteroides. También ponen énfasis en la necesidad de que los pacientes reciban los servicios de profesionales con amplia experiencia en la administración de inyecciones, y de quienes siempre utilizan la fluoroscopia para asegurar la colocación exacta.

Posibles beneficios de las inyecciones

Con las inyecciones epidurales de esteroides se coloca el medicamento directamente (o muy cerca) de la fuente de generación del dolor. Por el contrario, los esteroides orales y los analgésicos tienen un impacto menos centrado, disperso y puede tener efectos secundarios inaceptables. Además, como la gran mayoría de los dolores se deriva de la inflamación química, una inyección epidural de esteroides puede ayudar a controlar la inflamación local y al mismo tiempo "enjuagar" las proteínas inflamatorias y los productos químicos de la zona local que pueden contribuir a exacerbar el dolor.

Pages: