A medida que envejecemos, la columna vertebral cambia, lo cual a menudo implica una degeneración de las vértebras (huesos), los discos, los músculos y los ligamentos (tejidos conectivos) que juntos constituyen la columna vertebral. Estos cambios pueden conducir a la estenosis raquídea.

El término "estenosis" viene de la palabra griega que significa "asfixia" y es a menudo el resultado de enfermedades degenerativas como la osteoartritis o la espondilolistesis degenerativa. Cuando los nervios raquídeos de la columna lumbar se comprimen, se produce estenosis raquídea lumbar y, con frecuencia, esto produce dolor de piernas y otros síntomas, como se describe más detalladamente a continuación.

Síntomas de la estenosis raquídea lumbar

El síntoma característico es el aumento del dolor de piernas al caminar (pseudoclaudicación), lo cual puede disminuir significativamente el nivel de actividad del paciente. Los pacientes con estenosis raquídea lumbar suelen estar cómodos al descansar, y no pueden caminar mucho sin padecer dolor de piernas. El alivio del dolor se logra, a veces casi de inmediato, cuando se sientan de nuevo.

Para la mayoría de las personas, los síntomas de la estenosis lumbar normalmente fluctuarán, con algunos períodos de síntomas más graves y algunos períodos con menos síntomas o ninguno, pero no siempre son progresivos en el tiempo. La gravedad y duración de los síntomas de la estenosis lumbar es diferente según la persona, y a menudo determinan qué es más conveniente, si el tratamiento conservador (no quirúrgico) o la cirugía de estenosis raquídea lumbar.

Article continues below

Los síntomas de la estenosis lumbar por lo general se desarrollan lentamente con el tiempo (la mayoría de los pacientes son mayores de 50 años) y los síntomas pueden aparecer y desaparecer. Algunos de los síntomas de estenosis lumbar pueden ser:

  • Dolor de pierna (ciática)
  • Dolor de piernas al caminar (claudicación)
  • Hormigueo, debilidad o entumecimiento que se irradia desde la parte baja de la espalda hacia los glúteos y las piernas.

A medida que los síntomas de estenosis raquídea lumbar empeoran, pueden llegar a ser muy debilitantes. Se estima que 400.000 estadounidenses sufren de dolor de piernas o dolor en la parte baja de la espalda a causa de la estenosis raquídea lumbar.

Causas de la estenosis raquídea lumbar

La causa de la estenosis raquídea en la columna lumbar se asocia comúnmente al envejecimiento. Las articulaciones facetarias (pequeñas articulaciones de estabilización ubicadas entre y detrás de las vértebras) tienden a hacerse más grandes a medida que se degeneran, y pueden comprimir las raíces de los nervios raquídeos en la región lumbar, lo cual a menudo produce síntomas de dolor propios de la estenosis lumbar, especialmente al realizar actividad.

Aunque es poco frecuente, también es posible que la estenosis lumbar degenerativa se origine en personas más jóvenes con curvatura del canal raquídeo o lesión de columna.

En general, los pacientes con estenosis raquídea lumbar están cómodos cuando están sentados, pero de pie, en posición vertical, disminuye el espacio disponible para las raíces nerviosas y se puede bloquear el flujo de sangre alrededor del nervio. La sangre congestionada entonces irrita al nervio, lo cual causa dolor. Es importante tener en cuenta que la estenosis lumbar que causa daño grave en los nervios es poco frecuente y que la cirugía casi siempre es decisión del paciente.

Diagnóstico de la estenosis raquídea lumbar

Cuando un paciente presenta los síntomas característicos de la estenosis raquídea lumbar (dolor de piernas, con o sin dolor de espalda, que se agrava al caminar), el diagnóstico concluyente se realiza mediante estudios por imágenes, como una resonancia magnética o una tomografía computarizada con mielografía (utilizando tinte para radiografía en el líquido del saco raquídeo). Con el examen físico por sí solo no puede obtenerse un diagnóstico de estenosis lumbar concluyente.

Existen tres tipos principales de estenosis, y la identificación precisa es vital para el tratamiento:

  • Estenosis lateral. El tipo más común de estenosis raquídea, la estenosis lateral, se produce cuando una raíz nerviosa que ha dejado el canal raquídeo está comprimida ya sea por una hernia de disco o una protuberancia ósea más allá del foramen (arco hueco óseo a través del cual pasan todas las raíces de los nervios raquídeos).
  • Estenosis central. Se produce cuando el canal central en la zona lumbar se estrangula; la estenosis central puede llevar a la compresión de las raíces nerviosas de la cauda equina (el haz de raíces que se ramifica en la parte inferior de la médula espinal como la cola de un caballo).
  • Estenosis foraminal. Cuando se presiona una raíz nerviosa en la zona lumbar y queda atrapada por un espolón óseo en el foramen o abertura por donde las raíces nerviosas salen del canal raquídeo.
Pages: