Lumbago es el término general que hace referencia al dolor en la zona baja de la espalda y los dos términos son generalmente utilizados de manera indiferente.

Las causas subyacentes de dolor en la zona baja de la espalda pueden ser complejas y no siempre son evidentes. Al momento de determinar la causa subyacente de dolor en la zona baja de la espalda, hay dos factores que sirven como guía para el médico en la realización del diagnóstico preliminar:

  1. El tipo de dolor en la espalda baja – es decir, una descripción de cómo se siente el dolor, qué es lo que lo alivia o lo empeora, cuándo ocurre; y
  2. El área de distribución del dolor – es decir, dónde se siente el dolor, si está limitado a la espalda baja o si el dolor de piernas que lo acompaña es más intenso que el dolor en la espalda baja, o si el dolor irradia a alguna otra parte del cuerpo.

Este artículo tiene por objetivo ayudar a los pacientes a comprender cómo los médicos evalúan el área de distribución del dolor para que esto ayude al diagnóstico de la fuente del dolor en la espalda baja de un paciente y así determinar las opciones iniciales de tratamiento.

Véase Síntomas, diagnóstico y tratamiento de la lumbalgia

Principios de lumbago

Antes de hablar acerca de los tipos específicos de dolor de la zona baja de la espalda, es importante comprender algunos principios importantes.

Article continues below
    El dolor no siempre refleja la extensión del daño. La gravedad del dolor causado por problemas en la zona baja de la espalda no suele estar relacionada con la extensión del daño físico presente. Por ejemplo, la simple distensión de un músculo en la zona baja de la espalda puede causar un dolor insoportable que limita la capacidad que tiene uno de caminar o incluso de pararse, mientras que un disco con una hernia mucho más grande puede ser completamente indoloro.
    El diagnóstico suele ser difícil.Hay muchas estructuras anatómicas en la zona baja de la espalda, las cuales pueden causar un dolor severo de la espalda baja y/o hacer que el dolor irradie hacia las piernas y/o los pies. Algunas de estas son:
  • Tejidos blandos, como músculos, ligamentos y tendones
  • Huesos, los cuales proveen los bloques de construcción estructural de la columna vertebral
  • Articulaciones facetarias, que permiten que la columna vertebral tenga movimiento
  • Discos (el borde externo del disco, o anillo, puede ser una fuente significativa de dolor en la baja espalda, debido a su importante suministro de nervios y la tendencia que presenta a lastimarse)
  • Nervios, que se ramifican hacia el exterior de la médula espinal en la espalda baja e inervan las piernas y los pies

Todas estas estructuras se encuentran entretejidas para formar la estructura de la columna vertebral. Durante el desarrollo embrionario, hay una importante superposición de los nervios hacia todas estas estructuras, haciendo que sea casi imposible para el cerebro distinguir entre los problemas con una estructura en comparación con otra. Por ejemplo, el dolor por un disco desgarrado o herniado puede ser idéntico al de un músculo lastimado o de un ligamento desgarrado.

La precisión diagnóstica es importante. Es importante obtener un diagnóstico preciso de la causa subyacente del dolor que uno siente si existen signos de alerta o de peligro. Algunos de estos signos son la debilidad en las piernas, un entumecimiento significativo, la pérdida del control de la vejiga o del intestino, fiebre, escalofríos o una pérdida de peso importante que no tiene una clara explicación. Si estos síntomas no están presentes, entonces es posible comenzar con un tratamiento conservador sin la necesidad de obtener un diagnóstico inmediato por medio de una RMN.

Por último, es importante destacar que, a diferencia de muchas otras afecciones médicas, la experiencia del dolor en la zona baja de la espalda tiende a ser diferente para muchas personas. Por ejemplo, es posible que dos personas tengan exactamente la misma afección, pero para una es incapacitante y para la otra es solo una molestia. De hecho, para la mayoría de las personas, una anomalía de la columna (como una degeneración de disco que puede ser vista a través de una RMN) es indolora. Además, existen otros factores —psicológicos, emocionales y económicos— que suelen contribuir e influenciar la experiencia de una persona con su dolor en la zona baja de la espalda.

Pages: