La cirugía de la columna cervical se realiza, por lo general, en forma opcional para tratar:

  • Compresión de la médula espinal/nervio (véase figuras 1, 2, 3, 4) (cirugía de descompresión)
  • Inestabilidad vertebral (cirugía de fusión)

Los dos procedimientos suelen combinarse, ya que la descompresión puede desestabilizar la columna y crear la necesidad de una fusión para agregar estabilidad. La instrumentación vertebral (como una pequeña placa) también puede utilizarse para ayudar a agregar estabilidad a la construcción de la columna vertebral.

Article continues below

Estrategias de cirugía de la columna cervical

La columna cervical puede ser alcanzada desde el frente (estrategia anterior) o desde la parte trasera (estrategia posterior). En general, siempre que sea posible, la mayoría de los cirujanos están a favor de la estrategia anterior para la mayoría de las afecciones.

La estrategia anterior causa una menor afección de la musculatura normal y, además, es más fácil mantener la alineación normal de la columna vertebral.

Por ejemplo, muchas afecciones degenerativas de la columna causan una pérdida de la lordosis normal (suave curvatura de la columna). Sin embargo, si se abre desde el frente de la columna, esta lordosis puede ser restablecida.

Dicho esto, hay algunas afecciones que requieren de una estrategia posterior o de una estrategia anterior/posterior combinada.

Pages: