La lumbalgia puede variar ampliamente. Puede tratarse de un dolor punzante o sordo, es posible que sea constante o intermitente y que el dolor vaya de un rango de leve a severo.

El tipo más común de dolor de espalda axial es "mecánico" y está caracterizado como:

  • Lumbalgia que empeora con ciertas actividades (por ejemplo, ciertos deportes)
  • Lumbalgia que empeora con ciertas posiciones (por ejemplo, permanecer sentado por largo tiempo)
  • Lumbalgia que alivia con descanso

El dolor axial representa el tipo más frecuente de lumbalgia y suele ser no específico, es decir, que la estructura anatómica responsable del dolor no precisa ser identificada porque los síntomas suelen autolimitarse y resolverse con el tiempo.

Article continues below

Área de distribución del dolor

El dolor de tipo axial se limita al área baja de la espalda. A diferencia de los otros problemas con la espalda baja, este tipo de dolor no se traslada hacia los glúteos, piernas y pies, o a otras áreas del cuerpo.

Diagnóstico de dolor de espalda axial

El diagnóstico exacto de qué estructura es la que está causando la lumbalgia no suele ser relevante para el tratamiento. La evaluación y el diagnóstico más exhaustivos solo son de ayuda en los casos más severos o crónicos.

En el dolor axial, es posible que la presencia de una lesión anatómica que puede ser vista a través de una RMN, como una hernia de disco, no tenga relación alguna con el episodio de lumbalgia. Este hallazgo común es parte de lo que dificulta el diagnóstico. Existe una variedad de estructuras en la zona baja de la espalda que puede causar lumbalgia axial o mecánica, como una degeneración de disco, problemas con las articulaciones facetarias y daño en los tejidos blandos –músculos, ligamentos y tendones- y suele ser difícil identificar cuáles de las estructuras anatómicas es la causa subyacente del dolor que siente el paciente.

Como regla de oro general, si el dolor de espalda es lo suficientemente intenso como para despertar al paciente de un sueño profundo, entonces se debe realizar una consulta con un médico para descartar posibles afecciones serias, como una infección, un tumor o una fractura.

Tratamiento de la lumbalgia axial

Una vez que se descarta la posibilidad de una afección médica subyacente seria como la causa de la lumbalgia de un paciente, las opciones de tratamiento son no quirúrgicas y pueden incluir una de las siguientes causas o una combinación de ellas:

  • Un corto tiempo de descanso (por ejemplo, uno o dos días)
  • Terapia física y ejercicio activo y elongación
  • Aplicación de hielo y/o calor para el alivio del dolor relacionado con la actividad
  • Medicamentos adecuados para el alivio del dolor

En la evolución natural de la lumbalgia, con el paso del tiempo, los síntomas mejoran y cerca del 90 % de los pacientes con lumbalgia axial se recuperan dentro de las seis semanas. Si la lumbalgia axial persiste por más de seis a ocho semanas, es posible que sea útil la realización de pruebas adicionales y/o la aplicación de inyecciones para el diagnóstico y el tratamiento de la fuente de la lumbalgia.

Para pacientes que tienen una lumbalgia severa y crónica que les impide funcionar adecuadamente en las actividades de la vida cotidiana, es posible que se identifique la enfermedad degenerativa de disco u otros problemas como la fuente del dolor y, de este modo, considerar la artrodesis, la cirugía de reemplazo de disco u otras opciones quirúrgicas.

Se debe enfatizar el hecho de que la laminectomía y la discectomía no suelen recomendarse para la lumbalgia axial y es impredecible en lo que respecta a un resultado exitoso. Estos tipos de cirugía de espalda se reservan para el dolor causado por la comprensión del saco o de las raíces de los nervios de la columna vertebral (véase dolor radicular).

El tratamiento quirúrgico y no quirúrgico del dolor de espalda axial crónico (es decir, que tiene una duración superior a las 6 semanas), es algo controvertido y va más allá del alcance del presente artículo. Las secciones de enfermedad degenerativa de disco y dolor crónico del presente sitio web contienen más información sobre el dolor de espalda axial constante.

Pages: